jueves, 21 de abril de 2011

¿QUÉ REPRESENTA CADA DÍA DE LA SEMANA SANTA?

La Semana Santa es una fecha fundamental del calendario cristiano en todo el mundo, cargada de significados y simbolismos religiosos, pero también de reuniones y encuentros familiares. ¿Qué  
representa cada día de esta semana para los cristianos?
Domingo de Ramos. Este día representa la llegada de Jesús a Jerusalén.  Jesús llegó montado sobre un borrico. Al llegar a la Tierra Santa,  lo recibieron con  gran entusiasmo, por eso este día, tanto en las procesiones como en las iglesias, los creyentes llevan ramas de olivo o de palma, como un símbolo de la fe renovada. Estas palmas y olivos son  quemadas al año siguientes para ser usadas  en los servicios del Miércoles de Ceniza. 

Lunes Santo. El Lunes Santo es un día crucial por su  significado histórico. Jesús vuelve a Jerusalén y se dirige al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, lleno de comerciantes dispuestos a hacer negocios entre ellos. Jesús se enfrenta a los vendedores y los echa del lugar, argumentando que era un lugar sagrado al que había que respetar; un lugar donde se iba a rendir culto. 
Martes Santo. Fue el anuncio de la muerte del Señor. Durante la cena una mujer hace su entrada en la casa, era María Magdalena, arroja un perfume sobre los pies de Jesús, las personas de la casa se enfadan con ella, diciendo que el perfume podría haber servido como mercancía para vender y beneficiar luego a los pobres. Sin embargo, ante el asombro general, el Señor defiende a María diciendo: "Esto ha sido como una preparación para mi entierro".
Miércoles Santo.  Es el día de la traición. Este día se recuerda el momento en que Judas, uno de los doce discípulos del Señor, se pone de acuerdo con los enemigos de Jesús y se ofrece a entregarlo a cambio de 30 monedas de plata.
Jueves Santo. En este día la Iglesia Católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena de Cristo. Durante los oficios  se celebra el lavatorio de pies que representa el momento en que Jesús llega al Cenáculo y lava los pies de sus discípulos uno a uno. Una vez en la mesa se celebra la misa, donde el Señor ordena a sus apósteles sacerdotes y les indica que de ese momento en adelante ellos celebrarían la misa. Cuando finaliza la cena, Jesús se despide de su madre y sale en dirección a un huerto de olivos, acompañado de algunos discípulos. Esa misma noche, Jesús es entregado por Judas y puesto en prisión donde lo interrogan durante toda la noche. Ese es uno de los días más importantes de la Semana Santa y su festejo incluye procesiones desde la madrugada hasta el día siguiente, el Viernes Santo. 
Viernes Santo.  Es un día crucial en la liturgia cristiana y la conmemoración de la muerte de Cristo en la cruz. Cristo recorre la ciudad de Jerusalén con la pesada cruz de madera en dirección al Calvario. A horas del mediodía el Señor es crucificado. Más tarde, para certificar su muerte le clavan una lanza confirmando el fallecimiento. A la noche, los fieles desclavan el cuerpo de Cristo y lo entregan a su madre, para finalmente enterrarlo en el sepulcro. Es el único día del calendario litúrgico donde no se celebra la eucaristía. 
Sábado Santo. Día en el que la Iglesia católica conmemora a Jesús en el sepulcro. En este día tiene lugar una de las principales celebraciones religiosas de todo el año: la Vigilia Pascual, que se realiza después de las 6 de la tarde.  La Vigilia es la más grande y santísima noche del año, la celebración antigua más importante y más rica de contenido.
Domingo de Resurrección.  De acuerdo con los escritos cristianos, el Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro. Este hecho es fundamental para el cristianismo. Fueron los primeros cristianos quienes transformaron la celebración de la Pascua judía en la fiesta cristiana de la resurrección de Jesús de Nazaret, celebrada el domingo siguiente a la luna llena, posterior al equinoccio de primavera (21 de marzo). 

No hay comentarios: